¡Hola mundo!

Welcome to WordPr531910_646979968651104_846803344_ness.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

ººEL CUY DE INAY SAÑOS CHAUPIºº

GRANJAS DE CUYES DE INAY SAÑOS CHAUPI

1 GRANJA FAMILIAR de CUYES “HOSPINA“

 CRIADOR DE TODOS LOS TIPOS DE CUY O COBAYAS MEJORADAS GENETICAMENTE EN AÑOS DE EXPERIENCIA QUE VIENE DESARROLLANDO EL ANEXO DE SAÑOS CHAUPI, VENDA DE NUCLEOS DE CUYES PARA CRIANZA, EN SUS HERMOSOS AMBIENTES DE CRIANZA.( De la familia Hospina Rios)

celular : N° 975693324             , Nº 985684263 

DIRECCION: CIRCUITO HUAYTAPALLANA N° 4220 -Saños Chaupi, El Tambo- Huancayo-Junin

CONSULTAS A :MIGUEL HOSPINA RIOS: miguel_hosri@hotmail.com,          IVAN HOSPINA RIOS:    andyrockwanka8@hotmail.com


 

2.- GRANJA “LA MILAGROSA”:  DEL ING. ZOOTECNISTA MIGUEL MACHACUAY CHANCASANAMPA, CRIADOR DE TODOS LOS TIPOS DE CUY O COBAYAS MEJORADAS GENÉTICAMENTE EN AÑOS DE EXPERIENCIA QUE VIENE DESARROLLANDO EL ANEXO DE SAÑOS CHAUPI, VENDA DE NUCLEOS DE CUYES PARA CRIANZA.


3 GRANJA TRAVERSO:PRIMERO EN EL MEJORAMIENTO GENÉTICO DEL CUY, POSEE LOS MEJORES REPRODUCTORES DE LA REGIÓN  CON MAS DE 40 AÑOS DE TRABAJO ARDUO, GESTOR DE LA LINEA “SAÑOS ” CON GARANTÍA TOTAL.


4 GRANJA QUINTANA: GANADOR DE MUCHAS PRESENTACIONES EN LAS DIFERENTES FERIAS: “EL MEJOR CRIADOR NACIONAL EXPO 2006- HUANCAYO”, ADEMAS EN LAS FERIA DE YAURIS, FERIA LA MOLINA-LIMA, EXPONDRA LOS CUYES “MASCOTAS”.


5 GRANJA ORIHUELA:  GANADOR DE MUCHAS PRESENTACIONES,”GRAN CAMPEON EN CATEGORIAS EXPO 2007-HUANCAYO”, ADEMAS EN LAS FERIA DE YAURIS, AYACUCHO Y OTROS, CUENTA CON LOS REPRODUCTORES DE ALTA CALIDAD GARANTIZADA.


6 GRANJA SANTA ROSA : LOS MEJORES CUYES PARA CONSUMO Y FANTASIA, CRIADOR DE TODOS LOS TIPOS DE CUY O COBAYAS MEJORADAS GENETICAMENTE EN AÑOS DE EXPERIENCIA QUE VIENE DESARROLLANDO EL ANEXO DE SAÑOS CHAUPI, VENDA DE NÚCLEOS DE CUYES PARA CRIANZA


7 GRANJA VELIZ : DE LA FAMILIA VELIZ DE SAÑOS CHAUPI, CAMPEON ABSOLUTO DE LA FERIA DE YAURIS 2008 Y VARIEDAD DE CUYES PARA COMER Y CRIAR TODOS LOS TIPOS DE CUYES CON GARANTIA TOTAL

 


8 GRANJA DEL TATA :GRAN VARIEDAD DE CUYES PARA COMER Y CRIAR TODOS LOS TIPOS DE CUYES, CRIADOS NATURALMENTE CON PASTOS NATIVOS, CHALA Y ALFALFA, EN SUS HERMOSOS AMBIENTES DE CRIANZA.

 


 9 GRANJA ANDROMEDA : CUYES DE ALTA CALIDAD GENÉTICA,  CONEJOS DE RAZA, VENTA DE REPRODUCTORES Y ASESORAMIENTO PROFESIONAL


10 GRANJA PEREZ : DE DIONISIO PEREZ GUTIERREZ VENTA DE LOS 4 TIPOS DE CUYES Y CONEJOS DE DIFERENTES RAZAS


11 GRANJA TITO : EL GANADOR  DEL SEGUNDO PUESTO DEL CUY MAS GRANDE EN EL 7MO FESTIVAL TURISTICO DEL CUY, CRIADOR DE TODOS LOS TIPOS DE CUY O COBAYAS MEJORADAS GENETICAMENTE EN AÑOS DE EXPERIENCIA QUE VIENE DESARROLLANDO EL ANEXO DE SAÑOS CHAUPI, VENDA DE NUCLEOS DE CUYES PARA CRIANZA


12 GRANJA MARRO : GRAN VARIEDAD DE CUYES PARA COMER Y CRIAR TODOS LOS TIPOS, GANADOR DEL CUY MAS PESADO 2011

 


 13 GRANJA MONROY : CUYES DE ALTA CALIDAD GENÉTICA  CONEJOS DE RAZA, VENTA DE REPRODUCTORES Y ASESORAMIENTO PROFESIONAL PERMANENTE


14 GRANJA CUY ANDINO : CUYES DE ALTA CALIDAD GENETICA, VENTA DE REPRODUCTORES Y ASESORAMIENTO PROFECIONAL EN SUS HERMOSOS AMBIENTES DE CRIANZA.


15 INIA : INVESTIGACION Y CRIANZA DE CUYES DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA.

 

 ESTA LOCALIDAD CONSIDERADA LA CUNA DE PRODUCTORES DE CUYES O COBAYAS DE ALTA CALIDAD GENETICA” ; DEL MISMO MODO GESTORES DE PROMOVER LA CRIANZA, COMERCIALIZACION Y EXPORTACION DE LA CARNE DEL CUY DE ESTA MANERA FORTALECER Y DESARROLLAR EL PROYECTO DE SIERRA EXPORTADORA, PARA LA EXPLOTACION  DEL CUY, ESPECIE ORIGINARIA DE LOS ANDES DE AMERICA DE SUR.

BAJO ESTE CONTEXTO LAS AUTORIDADES, CRIADORES, COMISION ORGANIZADORA Y LA POBLACION EN GENERAL, AGRADECEN SU GENTIL ASISTENCIA QUE DARA REALCE AL EVENTO Y NOS SEGUIRA MOTIVANDO A SEGUIR TRABAJANDO EN BENEFICIO DE NUESTRA REGION  Y CONTRIBUIR EN EL DESARROLLOYO ECO-TURISTICO DE LA REGION JUNIN Y DE ESTA MANERA DESARROLLAR UN PROYECTO SOSTENIBLE CON LA CRIANZA DEL CUY

NUESTRO ANEXO, CUENTA CON 16 GRANGAS ENTRE COMERCIALES Y FAMILIARES CON ANIMALES DE ALTA CALIDAD GENETICA QUE EN LOS ULTIMOS AÑOS A PRODUCIDO APROXIMADAMENTE 20,000 REPRODUCTORES. 

  

 ¿CUAL ES TU CARNE FAVORITA?

VOTA AQUI:

http://tu_carne-favorita.esp.st/

Publicado en Alimentos y bebidas | 1 Comentario

°°CUENTOS DE CUYES INAY SAÑOS CHAUPI°°

 GuiñoLAS CUITAS DEL ABUELO SAMUELRisa

Rosaris, la niña que siempre sueña porque es distraída con una torpeza perenne y graciosa, sucedió que un día esporádico coincidimos en el mismo camino. Siempre me pareció agreste y boba hasta ese día que fuimos conversando y para sorpresa mía coincidíamos en afinidad en varios temas como la literatura y la música; nos sentamos en los asientos de un parque nostálgico cerca de la escuela donde estudiábamos bajo la sombra de un árbol ramoso discutiendo sobre el  desenlace de las  novelas clásicas,  ella por decir aconsejaría a Werther que escapara con Carlota en un caballo blanco y que Romeo en vez de suicidarse cobardemente, hubiese luchado por su amor con los que se opusieran sin importar sangre o título. Pero como es la vida – dijo de repente – solo haces lo que te dicta el corazón en ese momento, yo hubiese tenido un fin anticipado y no estuviéramos hablando hoy,  cuando era más niña, traviesa como toda andaba jugando a las orillas del rio que hay en mi pueblo Huantary, resbale cayendo al cauce caudaloso del rio helado. Mi abuelo Samuel que se encontraba cerca, intrépido e ingenuo se lanzo al rio sin saber nadar, retrasando unos minutos nuestro ahogamiento pero el tiempo suficiente para que nos rescataran.

Nunca  le vi más enfermo como por esos días. Yo me pasaba las horas en su habitación pendiente de sus necesidades pero al verme tan preocupada y atareada me empezó a contar sus cuentos e historias de su vida que también se había prolongado gracias a un milagro que no entendía.

Bien acomodados en los asientos de madera del parque, cuando el calor disminuía gradualmente de nuestros rostros, empezó Rosaris Agraciel a contarme con la misma boca de su abuelo: sus cuitas.

 

“Yo siendo muy joven he padecido de desmayos epilépticos y vértigos caóticos que paralizaban mis extremidades, fui un ser frágil, pálido y perdido durante toda mi infancia y niñez sin que la muerte se decida a visitar mi cuerpo demacrado pues en esos lapsos febriles mi cerebro se atrofió para pensar desde entonces solo valió para soñar e imaginar quimeras y esfinges. Hasta que conocí a tu abuela Rosa “la flor de Huantary”, cantautora, mujer hermosísima, espigada y de un trato amable, no debí conocer aquel flechazo de Cupido cruel sin embargo esto era lo que había rogado a Dios antes de morir. Conocer el amor.

Un amor que no podía tener por mi enfermedad más como es el corazón del hombre enamorado, va abriendo surcos  en la roca viva del destino; me hice conocido a ella a través de una canción que escribí para que la cantara. La envié con un amigo. Aun recuerdo en sus labios aquella estrofa mía: 

 

“Aquel lirio agreste de esa quebrada

Sigue floreciendo aun no esté mi amada,

Lluvia o viento cuando toquen mi tumba

Solo me recuerdo de ella sola…”

Debí ser un recuerdo grato en esa canción puesto que ella siempre llegaba a verme, me gane unas gotas dulces de su alma mas esos rumbos eran difíciles de andar. Rosa  no era Flor de un solo jardinero, tuvo infinidad de pretendientes que fueron esfumándose según los conocía, ella iba quedándose cada vez mas solitaria hasta que llego el huanuqueño: Daniel Ahuas, el músico; esos tiempos me sentí desfallecer cuando la veía con él pues conocía los sentimientos de ella.

Mi amor y ensueño platónico se envenenaron según transcurrían los días. Pero cuando a Daniel le sucedió aquel accidente fatal, los cuerpos destrozados yacían tendidos por la pampa, igual que las maletas y fierros retorcidos del bus, que se había desbarrancado quince metros hacia la orilla del rio helado; yo debí morir ese día  por parte de Daniel, pues también viajaba en el bus, pero me salve para desdicha de mi amada.

Paso mucho tiempo para que se recuperara tu abuela de aquella tragedia que enluto todo el valle. Siempre a su lado con mis visitas inoportunas. Y cuando sentí que había llegado el día, solté el nudo de la  garganta y confesé ante ella mi pasión, estas confundido -recuerdo que me dijo – tanto tiempo uno no puede estar confundido – balbuceé – ella me quedo mirando pálida y deslumbrante, y pronto y sin aviso salió corriendo a la oscuridad que nos rodeaba, solo oí su voz decir: vuelve a casa, que yo estoy bien, mañana hablamos. Que no fue mañana.

Fueron meses de tregua y vitalidad que la provisión me otorgo para conquistar a Rosa Risueña, la hija menor del orfebre del pueblo; un señor altivo,  petulante y que creía ser más de lo que tenía; yo consideraba como su máximo tesoro a su hija, que por esos días andaba corrida de mi, hasta que la cautive y descubrí una tarde, cantando en la feria anual de Huantary.

Ese día alejados del bullicio de la gente nos juramos amor eterno y después de soportar no pocas discusiones, peleas e incomprensiones por nuestro amor nos casamos un domingo soleado en la capilla Sixtina de Huantary y luego llegaron tus tíos, tías y tu papa.

Pasado las fiestas matrimoniales me volvieron mis ataques epilépticos y postraciones. Yo que era alfarero salía muy de madrugada a buscar por los cerros y quebradas la materia prima para mi labor; la arcilla, que modelaba con mis manos: finas vasijas, cantaros enormes, platos multiformes y estatuas mitológicas que mi imaginación me dictaba en sueños, será por eso que llegaban hasta mi taller gente de otras provincias a llevarse algo o simplemente a conocerme. Yo mismo diseñe el anillo matrimonial de mi boda: un corazón de Jesús enmarañado de espinas, que fue fabricado en los talleres de mi suegro, después de esto llego a estimarme mucho, mas lo mío era la arcilla. Materia prima.

 

 Siempre que se acababa, para conseguirla viajaba a lugares cada vez más apartados, cierto día que mi perro Nerón no había venido conmigo decidí seguir por la garganta profunda persiguiendo al rio que descendía por medio de rocas filosas y estrechas donde no habitaban ni pájaros, queriendo saber donde desaparecía seguí cuesta abajo, muy pronto me sentí agotadísimo y no se veía el fin, cuando de pronto trastabille en la roca cayendo a la orilla del rio helado, sentí un miedo escalofriante sin motivo aparente, con mis dedos aparte de mis ojos el sudor frio que resbalaba…. Regrese raudamente por donde vine y me costó esfuerzo sobrehumano huir de las fauces abiertas de la muerte. Era un mal sitio. Llame a  mi perro que apareció ladrando, y sus ladridos fueron los que despertaron mis sentidos, me apoye en mi enorme can para volverme a poner de pie… Llegué ese día a casa taciturno y famélico; el resto del día trascurrieron con normalidad pero fue en la noche que paso lo nefasto, no volví a dormir por la elevada fiebre que presentaba  y solo deliraba y, los huesos me dolían insoportablemente como si me mordieran y no volví a recuperarme en meses.

Decidieron llevarme a la ciudad de Huaraz para internarme en el Hospital regional y como ningún tratamiento o medicamento pudo aliviarme y fue cuando me entere del cáncer cerebral que llevaba siempre como consecuencia de una caída que sufrí cuando era infante, entonces me desahuciaron por ser complicada la operación puesto que este cáncer estaba arrasando, trepando como una telaraña negra enraizada en mi cerebro y esto me mataba lentamente a la vez me hacia soñar sin dormir. Fue así que me devolvieron a Huantary.

En mis ensueños  matutinos veía que llegaba a casa una hermosa niña con su canastita de rosas azules y me ofrecía de una de ellas, esa niña se parece a ti Rosaris – me dijo mi abuelo – siempre pienso en esto cuando estoy sola – me dijo ella – nos quedamos mirándonos absortos y prosiguió su relato:

Una tarde lluviosa llego a Huantary una señora que viajaba mucho y esa noche se quedo en casa, Dijo llamarse Ameli y, mishquiparon, conversaron y bromearon casi toda la noche; en la mañana siguiente se despidió muy cordialmente y prometió volver el domingo a sanar a mi abuelo.

La cosa es que no esperábamos que volviera aquella amable mujer mas llego cuando empezábamos a cenar, trajo un quintal con unos animalitos que se movían dentro, son cuyes – nos dijo.


Iba a jubear con cuy al abuelo Samuel, accedimos incrédulos y sin emoción aparente. Fuimos hasta el cuarto del abuelo y nos sentamos todos alrededor de él y la señora Ameli se puso a chacchar la coca con mi abuela y mis tíos; pronto nos pusimos melancólicos de tanto hablar y la señora dijo – va estar bien la coca me dice en su punto de miel y empezó a ponerse cómoda para empezar el jubeo; serenos y curiosos vimos como desato el costal y extrajo del fondo  un enorme cuy blanco y empezó su labor pasando el animalito por todo el cuerpo del abuelo, deteniéndose en la cabeza un buen rato hasta que murió el cuy… tomo otro ejemplar hermoso y prosiguió, así sucesivamente… hasta dejarle exhausta que pidió un té. 

Fueron casi 5 horas, el tiempo suficiente para que el abuelo Samuel se sumiera en un profundo sueño intranquilo y lo que a continuación te cuento es el sueño misterioso que tuvo él cuando cerró los ojos:

“vi muy cerca de mí una esbelta vicuñita roja que se espanto cuando osé acercarme, desapareció despavorida; vi alrededor y no había nadie solo la inmensa explanada cubierta de icho verde, frondoso y un rio que lo atravesaba, de pronto a la distancia vi una sombra que venía acelerada, muy rápido, que muy pronto estuvieron sobre mí, empecé a correr descompuesto y aterrorizado. Eran inmensas ratas que las utilizaban como caballos unos hombres vestidos de negro que me atraparon con una cuerda como si fuera un ternero y empezaron a arrastrarme por el pasto. Eran como cien barbaros.

Pronto me di cuenta que descendían velozmente por la quebrada del rio helado donde me había caído cuando buscaba arcilla. Me arrastraban hacia el fondo de esa garganta dantesca que yo no quería volver.

Luego vi… cuando se detuvieron pavorosas ante la aparición de un inmenso cuy blanco con su jinete. Este les cerró el paso con su porte solemne y escueto; pronto llegaron por detrás de él un ejército de cuyes blancos y marrones como la caballería prusiana, listos para atacar.

Chillaron los roedores y chocaron entre ellos con furia; hasta que vi morir muchos en mi costado. El grito y el chillido eran ensordecedores. La soga que me ataba estaba cortada; dudando donde esconderme en medio de la trifulca, oteaba y oía absorto un idioma arcano y dulce. En ese instante una rata brutal que tenía un parche en un ojo me atrapo en sus fauces  - di un grito terrible de dolor-  corrió velozmente a la caverna por donde penetraba el rio a las profundidades del subsuelo llevándome en sus dientes que me apresaban, mas el rey cuy blanco había seguido a esta maldita hasta las profundidades y le dio muerte después de una cruenta pelea… cayo la rata ciclópea a los abismos ardientes de la sangre roja de la tierra. Me subió en su lomo y me saco de allí.

Las nobles animales me acompañaron por horas cabalgando como caballos pura sangre. Yo iba en la espalda del rey cuy blanco, hasta que se detuvieron en un rio espumoso en la cual había un puente de madera y sogas por baranda.

Según entendí, ellos no podían avanzar más y me indicaron pasar por el puente y seguir hasta llegar a una puerta con dos “V” invertidas y ensortijadas me despedí muy agradecido y lagrimeando me aleje de ellos que se quedaron observándome. Camine hasta llegar a la puerta de madera; al tocar nadie me respondió y tuve que entrar sin permiso y allí… estaban mis hijos y esposa que me abrazaron llorando, había vuelto de un viaje lejano…?  ¡No!   Me di cuenta pronto que me encontraba en mi cuarto de tapia con la curandera que me mostraba un cuy blanco muerto sobre sus manos: ha muerto para que usted viva, entiérralo en tierra buena – dijo – mis ojos se me humedecieron y llore copiosamente como llora el cielo.

Esta es la manera como se curó mi abuelo, Iván- me dijo Rosario y su voz temblaba al hablar y la contuve abrazada, tranquila – le dije suavemente y la lleve abrazada a su hogar donde nos despedimos.

Rosaris, la niña que vive soñando, tal vez su sueño imperfecto sea el mundo donde vivimos me fui mascullando.

                                                              

                                                                                         Corazón rojo AMMIELKHAN Rosa roja (Ivan Hospina Rios)

                                                                      http://ammielkhan.miarroba.com/


VOCABULARIO

PERENNE: eterno, siempre

ESPORADICO: casual, casualidad

AGRESTE: rudo salvaje

CUITAS: afanes, sufrimientos

CAOTICO: que está en caos y desorden

TRASTABILLE: resbalar

FAMELICO: débil que tiene mucha hambre

TACITURNO: triste y callado

NEFASTO: un suceso malo

FAUCES: boca

BARBAROS: salvajes, incultos


EL CUY GRANDOTE

A Gabrielito le gustaba pasar el fin de semana en el corral de su abuelita, porque habian todos los animalitos con los que podía jugar: gallinas,pollitos,cuyes,ovejas y cabritos.Un día de éstos, se puso a recostarse en el césped mientras los pollitos jugaban en su panza y a Gabrielito no le importaba que hicieran caquita encima de él.De pronto los pollitos salieron asustados y revoleteando y Gabrielito se da cuenta que los demás animalitos tambien se asustaban y se escondían.No tardó mucho en darse cuenta que unos ojos grandotes asomaban sobre un arbusto cerca del corral, a lo que, Gabrielito asustado comienza a gritar:
-Abuelitaaaaaaaaaaa!
-Chist-dijo el misterioso ser-no hagas escándalo,Gabrielito, no te haré daño,en serio.
El niño ,perplejo, se queda mirándolo sin saber qué decir ,hasta que transcurridos unos instantes ,observa que aquellos ojos grandotes no eran de algun ser malvado y poco a poco, la extraña criatura comienza a mostrarse un poco mas y mas , de manera delicada para no asustar al niño.Grande fue su sorpresa cuando descubre un cuy mucho mas enorme que todos los cuyes que habia visto en su vida. Y encima hablaba!
-Oye-dijo el niño ya mas recuperado del susto-¿No serás el cuy mágico que sale en la tele?
-Ése es un payaso, yo soy un cuy de verdad.
-¿Y cómo sabes mi nombre?
-Porque yo vine antes aqui a escondidas y escuché cómo te llamaban
-¿Y qué haces aquí?!No creas que la comida de los cuyes de mi abuelita alcanzará para ti!
-No vine a eso,Gabrielito.
-¿Y entonces?
-Vine a jugar contigo,niño
-¿Conmigo?¿Y porqué?
-Porque todos los niños que juegan con los animales son niños de buen corazón.Y sé que contigo puedo pasarla bien y no me harías daño
Gabrielito no sabía que más decir.Era la primera vez que hablaba con un animal, siempre deseaba que su perro Gomita le hablase,pero sabía que eso era imposible.Y ahora resulta que un cuy grandote le estaba hablando y encima quiere jugar con él!No habia duda que eso era fantástico!
-Me encantaría jugar contigo!Claro que sí!
-Jugaré contigo pero con una condición,niño
-Dime
-No se lo cuentes a nadie-dijo el cuy susurrándole al oido
-Te lo prometo!
-Bien!
-¿Y se puede saber cómo te llamas?
-No tengo nombre, sólo se que soy un cuy grandote
-Te llamaré entonces "Cachetoncito"-dijo el niño riéndose
-Suena muy bonito,entonces puedes llamarme asi,siempre que me lo digas con cariño
-Claro,pero si te portas mal, te llamaré "Cachetón".
-Trato hecho-dijo el animal sonriendo-¿A qué quieres jugar,Gabrielito?
El niño mucho mas contento que antes se puso a pensar: si jugar pelota con el,si jugar a las damas con el, si jugar a las escondidas , a las chapadas, a tirar cometa,en fin.Hasta que se le ocurrió una idea fantástica:
-Ya sé!Juguemos a que yo tu eres mi caballito y yo tu jinete!
-Chévere!súbete a mi lomo y disfruta!

Lo que vino después fue una deliciosa sensación para el niño que se sentía el ser mas dichoso del mundo porque tenia un cuy-caballito que habla y de pelaje tan suave que provocaba acariciarlo y cuyo lomo era tan acolchonado que parecía estar sentado en una cama correlona .Pasaron minutos y horas de diversión que parecian no terminar ,hasta que de pronto una voz lejana y femenina y a la vez cansada sonó:
-Gabrielitooooooooooooo!!!¿Donde estás?…Gabrielitooooooooooooooooooooo!!!
-Uy,la abuelita!-dijo el niño medio asustado
-Si,ya la oí,será mejor que nos despidamos,niño
-Si,Cachetoncito,corre de una vez, vuelve pronto,por favor!
-Lo haré y muy pronto,niño- dijo el cuy grandote sacudiéndose apurado su pelaje para sacar los restos de césped-Hasta prontoooo!
-Hasta pronto,Cachetoncito!-decia el niño apurándole por temor a que la abuelita descubra todo-!!Corre,corre!!Como te vea mi abuelita, te atrapa y hace cuy frito para toda la comunidad!
Y asi fue como se conocieron y por supuesto que se volvieron a ver y como no hay tiempo y mas espacio para seguir escribiendo,pues,colorín colorado ,la inspiración se me ha terminado.

                                                        
                                                                           JOSE ANTONIO AVALOS


 
Alguien, un desconocido hacía destrozos en una chacra, de noche.
Esto sucedió hace mucho tiempo.
Las plantas amanecían rotas y a medio comer. Entonces, el dueño de la chacra construyó una trampa, la puso en el lugar adecuado y esperó atento, sin cerrar los ojos en ningún momento. A la media noche escuchó unos gritos; alguien había caído en la trampa.
-
Era un cuy grande y gordo. El dueño lo amarró a una estaca y regresó a su casa. -Mañana temprano hiervan agua para pelar un cuy. Almorzaremos cuyecito – les dijo a sus tres hijas, antes de irse a acostar. El cuy, amarrado a la estaca, forcejeaba y mordía inútilmente la soga.
Y, así lo encontró un zorro que pasaba por allí.

- Compadre – le dijo el zorro – ¿Qué has hecho para que te tengan así? -Ay, compadre, si supieras mi suerte -le dijo el cuy -. Yo enamoraba a la hija más gorda del dueño de esta chacra y ahora él quiere que me case con ella. Pero esa joven ya no me gusta.

También quiere que aprenda a comer carne de gallina que a mí me da asco. Así le mintió el cuy. Después, haciéndose el sonso, exclamó el muy ladino: – Creo que a ti sí te gusta la carne de gallina. – A veces, le dijo el Zorro, también haciéndose el sonso. -¿Por qué entonces no me desatas y te pones en mi lugar? Así te casarás con una joven gorda y comerás carne de gallina todos los días. -Te haré ese favor, compadre – le dijo el zorro. Al día siguiente, muy temprano, cuando el dueño de la chacra vino a llevarse al cuy, encontró al zorro.

- ¡Desgraciado! ¡Anoche eras cuy y ahora eres zorro! Igual te voy a zurrar – dijo el dueño dándole latigazos.

- ¡Sí me voy a casar con tu hija! ¡Te lo prometo! También te prometo que comeré carne de gallina todos los días- gritaba el zorro. Al oír este atrevimiento, el dueño lo azotaba con más fuerza, hasta que en una tregua de la tunda, el zorro le explicó toda la mentira del cuy. El dueño se puso a reír y después lo soltó, un tanto arrepentido de haber descargado su ira en otra persona. Desde ese día, el zorro comenzó a buscar al cuy. Quería cobrarse la revancha de todos los latigazos que recibió del chacarero.

Un día se topó con él y pensó que había llegado la hora de la venganza. El cuy, viendo que ya no podía huir se puso a empujar una enorme roca y el zorro se le acercó para cumplir su cometido; pero, el cuy reaccionó:

- Compadre zorro – le dijo – a tiempo has venido. Tienes que ayudarme a sostener esta roca.
La santa tierra se va a voltear y esta roca puede aplastarnos a todos. Al comienzo el zorro dudaba, pero la cara de asustado que ponía el cuy terminó por convencerlo.

Y empezó a ayudarlo, es decir, a sostener la gigantesca roca. Después de un rato, el cuy le dijo: – Compadre, mientras tú empujas yo voy a buscar una piedra grande o un palo para acuñar esta roca. Paso un día, dos días, y el cuy no volvía con la cuña. El zorro ya no podía más. "Soltaré la roca aunque me mate", pensó. Dio un salto hacia atrás, pero la roca ni se movió.

- Otra vez me ha engañado- dijo-. Pero, ésta será la última porque lo voy a matar. Día y noche le siguió el rastro hasta que lo encontró junto a un corral abandonado. El cuy lo vio de reojo, calculó que ya no podía escapar. Entonces se puso a escarbar el suelo.
- Rápido, rápido -decía como hablando para sí mismo -. Ya viene el juicio final, va a caer lluvia de fuego.

- Bueno, compadre mentiroso, hasta aquí has llegado – le dijo el zorro-. Te voy a comer.
- Está bien, compadre – le dijo el cuy- pero ahora hay que hacer algo más importante.
Ayúdame a hacer un hueco porque va a llover fuego. El zorro se puso a ayudar. Cuando el hueco ya estuvo hondo, el cuy saltó dentro de él.

- Échame tierra, compadre zorro – le rogaba el cuy-. Tápame por favor, no quiero que me queme la lluvia de fuego.
El zorro, asustado, le contestó: – Viendo bien las cosas, tú eres menos pecador que yo. A ti no te castigará demasiado la lluvia de fuego. Mejor entiérrame tú.

- Tienes razón compadre. Cambiemos, pues, de lugar – le dijo el cuy, saliendo del hueco. El cuy no solamente le echó tierra, sino también, ortigas y espinas. Y mientras lo tapaba iba diciendo:
-¡Achacau, achacau, ya empezó la lluvia de fuego! Cuando terminó, se limpió las manos y se fue riendo. Pasaron los días y dentro del hueco el zorro empezó a sentir hambre.
Quiso sacar una mano y se topó con las ortigas.

- Achacau- dijo-. Deben ser las brasas de la lluvia de fuego Guardó su mano y esperó. Días después, el hambre le hizo arriesgarse: salió entre el ardor de la ortigas y los pinchos de las espinas. Vio que afuera todo seguía igual.

"Ya se habrá enfriado el fuego ", pensó. Estaba más flaco que una paja. Finalmente, se convenció de que había sido burlado, nuevamente. Lo buscó, entonces, sin descanso, día tras día y noche tras noche. Una noche que andaba buscando comida, encontró al cuy al borde de un pozo de agua. El cuy, al verlo, se puso a lloriquear.

-¡Qué mala suerte tienes, compadre! – le dijo -. Yo estaba llevando un queso grande, pero se me ha caído en este pozo. El zorro se asomó al pozo y vio en el fondo el reflejo redondo de la luna.

- Ése es el queso – le dijo el cuy. – Tenemos que sacarlo – dijo el zorro. – Hagamos esto, compadre: Usted entra de cabeza y yo lo sujeto de los pies. – Y así lo hicieron por un buen rato. El cuy, sosteniéndolo, le decía:

- Es usted muy pesado, compadre. Ya casi no puedo sostenerlo. Dicho esto, lo soltó. El zorro, gritando, cayó de cabeza al fondo del pozo. Así dicen que murió.

http://www.diarioinca.com/2008/08/del-zorro-y-el-cuy-cuentos-andinos-de.html


EL CUY Y EL CHIHUACO

Esta era una Cuy que vivía contenta con un Chihuaco. Cada mañana ellos salían a buscar alimentos. Mientras el Chihuaco podía observar donde había las más deliciosas y jugosas plantas, la Cuy con sus filosos dientes podía desprender estas y así compartir el alimento con el Chihuaco.

Cuando arreciaba la lluvia o la noche se tornaba demasiado fría, la Cuy encontraba el mejor lugar para refugiarse, ya que era una experta para ello y; para que esta guarida sea aún más acogedora, el Chihuaco traía múltiples hojas y hierbas secas para que sirvan de abrigo.

Así los días de la Cuy y el Chihuaco pasaban de una manera sosegada y alegre. Hasta que un día, cuando volaba en busca de alimento, el Chihuaco se encontró con una Paloma, y ésta le preguntó porque iba tan contento, entonces el Chihuaco le contó lo momentos alegres que vivía junto a la Cuy. La Paloma no pudo comprender como un ser alado y cuyo destino se encuentra en las nubes, puede estar contento con una roedor, que sólo tiene la cabeza en la tierra, le dijo, amigo eso no puede ser, tu relación con la Cuy es equivocada y esta destinada al fracaso, podrás estar contento ahora, pero eso no es felicidad.

El Chihuaco estuvo pensando todo el día en lo que le habían dicho. Era cierto cuando él volaba por las nubes le hubiera gustado que la Cuy lo acompañara, pero eso era imposible. Pensó también que la Cuy estaría contenta si él la pudiera seguir en sus aventuras bajo tierra. Además, sus plumas incomodaban mucho a la Cuy, y a él le irritaba el sonido que ésta hacia con sus dientes. De verdad que eran diferentes.

El Chihuaco le contó a la Cuy, lo que pensaba y le pidió a ella que se dejaran de ver por algún tiempo. Este tiempo se hizo tan largo que la relación terminó por romperse.

Pasado el frío invierno, el Chihuaco empezó una relación amorosa con la Paloma, pero esta lo dejó de un momento a otro aduciendo que eran muy diferentes, ella era un ave elegante y un símbolo de muchas cosas importantes; mientras que el Chihuaco es un ave pequeña e insignificante.

La Cuy, en cambió, empezó una relación con el Búho, con el cual vive tan contenta como cuando vivía con el Chihuaco.

http://www4.loscuentos.net/cuentos/link/463/46350/

Publicado en Libros | 1 Comentario

TRADICION CULTURAL WANKA

EL HUAYLARSH WANKA
 
 
 
              click aqui
 
 
 
 
 
 
ººPICAFLOR DE LOS ANDESºº
Tu voz persiste

Cuentan que sus discos de huainos y mulizas superaban en venta a las producciones nuevaoleras y criollas de aquella época. Que la multitud llenaba los coliseos donde solía presentarse cada fin de semana. Que sus giras por el interior del país eran innumerables. Y que vivió entre aplausos y muestras de cariño.
Todos lo llamaban “Picaflor de los Andes” porque era dueño de una voz prodigiosa y recorría diversos pueblos andinos. Su historia musical se inició a los 17 años, cuando dirigía una compañía musical con la que divulgaba el folclor en los asientos mineros del centro del país.
Después, Víctor Alberto Gil Mallma (1930) decidió dejar su tierra natal, Huancayo, para conquistar Lima con sus canciones. En 1958 su conjunto Los Picaflores de San Mateo debutó en el programa Buscando estrellas de radio Excelsior. Pero cuando sus integrantes se distanciaron, él continuó con su actividad artística.
Así, en 1960 obtuvo su carné de artista en la Casa de la Cultura y nació oficialmente como “Picaflor de los Andes”. Ese año se presentó en el Coliseo Nacional y luego grabó su primer disco Margarita wambla en el desaparecido sello Smith.
Aunque sus discos se vendieron mucho –80 mil ejemplares del sencillo Corazón mañoso–, “Picaflor de los Andes” era, como acostumbraba decir, “un millonario en aplausos y cariño del público”. Por eso no descuidaba sus labores en su taller de soldadura y pintura, que construyó con las ganancias de sus oficios de chofer, constructor, pintor y albañil.
En 1966 inauguró su programa Clarinadas peruanas en radio Agricultura, que, inclusive después de su muerte, continuó difundiendo música vernácula. Así, los temas Un pasajero en el camino, Mi casita, Gorrioncito y Aguas del río Rímac no perdieron vigencia. La popularidad del intérprete también trascendió las fronteras. El comediante Mario Moreno “Cantinflas” lo invitó a su país, México, para realizar presentaciones.
En sus últimos meses sufrió un shock nervioso que le paralizó medio cuerpo. Sin embargo, él continuó componiendo, grabando y cosechando aplausos. Pero la muerte le visitó el 14 de julio de 1975, en La Oroya, cuando regresaba a Lima después de actuar en Concepción. Y fue sepultado en el cementerio El Ángel acompañado por más de cuatro mil personas que lloraban por su ausencia.
Esta noche, a las 19.00 horas, sus compañeros cantantes, así como orquestas, bandas y conjuntos de danzas, le rendirán un homenaje en el local Encanto de mi tierra de Zárate. Allí, su voz y su alma nos endulzarán la vida desde la eternidad. (Ray)

PICAFLOR DE LOS ANDES

Aunque sus discos se vendieron mucho –80 mil ejemplares del sencillo Corazón mañoso–, “Picaflor de los Andes” era, como acostumbraba decir, “un millonario en aplausos y cariño del público”. Por eso no descuidaba sus labores en su taller de soldadura y pintura, que construyó con las ganancias de sus oficios de chofer, constructor, pintor y albañil.

En sus últimos meses sufrió un shock nervioso que le paralizó medio cuerpo. Sin embargo, él continuó componiendo, grabando y cosechando aplausos. Pero la muerte le visitó el 14 de julio de 1975, en La Oroya, cuando regresaba a Lima después de actuar en Concepción.

 

FLOR PUCARINA

 

Llamada la faraona del cantar huanca la mas bonita Flor Pucarina una grande mujer que nacio el 22 de septiembre de 1935 falleció en lima un 05 de octubre de 1987 recordémosla como fue una gran cantante y la reina y señora de la música del centro del Perú.

Ayer nomás la vi pasar a Flor Pucarina, que rara belleza, que ritmo en el paso, que porte, que forma bajo el fino bordado con hilos de oro y plata de sus hustanes talqueados, me clavo muy Hondo su mirada triste y bajo la vista, y aparecieron dos lagrimas y me dijo adiós, adiós para siempre, Flor Pucarina eres la mas grande y eres de todos los peruanos.

http://www.infocusco.com/radio/musica_huancayo.html

Publicado en Música | 2 comentarios